Skip to content

Me estoy acostumbrando

Me estoy acostumbrando a vivir sin ti
y, aun así, aún te quiero.
Y moras en mi memoria en este mundo;
subsistes, sí; yo así lo creo.

Me estoy habituando a olvidar tu imagen
detrás de mí, después de otros.
Si vuelves a mi recuerdo eres dolor
(también menguó el dolor sufrido).

Me estoy encalleciendo al vivir sin ti
y, aun así, aún te siento.
Después de mi despedida taciturna,
tan sólo el caos o nada sola.

Anuncios

Recuerdos de amistad

Recuerdo, de aquellos años,
la amistad.
La manada retozando entre las sombras
dibujadas por los árboles inertes,
y creadas por las luces del crepúsculo,
en las tardes sofocantes del verano.

Valoro, de aquellos sueños,
la amistad.
Los susurros confundidos, entre risas,
con las lágrimas yacentes en un hombro;
confidencias y silencios e incógnitas,
alegrías y tristezas e indulgencias.

Añoro, de aquellos ecos,
la amistad.
Con los huecos que los años han abierto
en las vidas abatidas de unos cuantos;
algún alguien acapara entre sus manos
la nostalgia de un ayer abandonado.

El árbol de la ciencia

Al árbol de la ciencia, ya estoy trepando,
si veo hojas secas, yo las arranco;
si veo hojas tiernas, voy y las mato.

Mi nombre entre tus labios has evitado,
alguna sombra inerte te ha conquistado;
buscando entre las ramas, has encontrado
la momia inteligente y te has quedado.

Al árbol de la ciencia voy desplumando,
si encuentro un poliedro, miro a otro lado;
si veo un ojo blanco, voy y lo extraigo.

Tumbados entre momias, hay mil diablos:
hay ricos, poderosos, acaudalados;
hay gente inteligente, hay hombres sabios;
tenemos que extirparlos, hay que enterrarlos.

Al árbol de la ciencia, yo ya he trepado,
he visto el cielo blanco por mil cien trazos.
El árbol de la ciencia: hay que talarlo.

Una idea amenazante

Una idea amenazante
se aproxima a la frontera,
y se envuelve entre sus velos
y se esconde en su cubierta.

Con sus velas desplegadas
se dirige hacia la costa;
ni tifones ni tornados
fruncirán el velo vela.

El cañón nos encañona,
zaíno cañón que azota
pensamientos libertarios:
ahí no hay ideas sueltas.

Y la masa, en la playa,
adorando a esos becerros
con el dios de un solo ojo:
alegría en la gran fiesta.

Ansiedad

Esta noche intermitente me desvela,
y la luna, si la miro, se ha movido;
las campanas de la iglesia van tañendo,
sus tañidos, si los cuento, son impares.

Y mi cuerpo que se enferma y no se enferma,
y mi cuerpo que se muere y no se muere;
es mi pecho un volcán en erupción,
son mis manos terremoto imaginario.

El oxígeno que entra y que no entra,
este aire que se asoma y que se escapa;
un ruido, mil ruidos, en mi seno;
un dolor, otro dolor: no permanecen.

Y las horas van pasando, siempre impares;
y en su gruta hay un ogro que, roncando,
se relame mientras sueña, afortunado,
que devora mis entrañas y mi sangre.

Safe Creative #1601026157984

Siempre estarás a mi lado

Y en el frasco de infraseres yo navego,
reclamando una canción desesperada…

Siempre estarás a mi lado.
Como el árbol que da sombra a los lagartos,
acaricias mi remota inteligencia
y te fundes, como un oso, en un abrazo.

Siempre estarás a mi lado,
vinculado a mi enemigo y aliado,
desoyendo mis consejos sin vergüenza,
rechazando mis palabras y mis actos.

Siempre estarás a mi lado,
atacando y destruyendo pensamientos,
protegiendo por instinto a mi adversario,
convirtiendo mis proyectos en mis vetos.

Siempre estarás a mi lado:
decisión desacertada desde el parto;
tu exabrupto me resulta extraordinario,
tus miríficos halagos son bien raros.

Y en el frasco de infraseres yo navego,
reclamando una canción desesperada…

Safe Creative #1601016143324

Mosca de invierno

La mosca se pasea entre cortinas y cristales.
Mosca entre lilas y alhelíes:
ha encontrado su refugio en el invernadero.
Negra entre verdes y colores:
es un parte de la noche que se ha quedado.
Invierno de una mosca debajo de una hoja:
es mentira el cielo que ve, no puede alcanzarlo.
Ha chocado con el aire
y no consigue vivir su vuelo exterior.
Noche de invierno que no logra entender
por qué se le va el día sin poder alcanzar el infinito.
Y quiere ser paloma y mariposa.
Mosca buscando un rincón en el que respirar su último hielo.

Safe Creative #1601016143331

Sin querer, he aprendido a vivir

Si una lágrima brota de tus ojos,
cuando yo me vaya,
que tu boca le interrumpa el alimento,
que tu sonrisa le intercepte el recorrido.
Sonríeme, no te arrepientas.
Porque he aprendido a vivir
y he aprendido a amar.

Si una lágrima enturbia la última mirada,
cuando yo me vaya,
que tu sonrisa sea mi último beso,
que tu aplauso sea mi último abrazo.
Sonríeme, no te arrepientas.
Porque, sin querer, he aprendido a vivir
y, queriendo, he aprendido a amar.

Conmigo

Siempre estarás conmigo.

Y te acumulo en mi alma
y en mi ser,
para tenerte conmigo.

Y las más pequeñas nimiedades
las guardo en mí,
para tenerte conmigo.

Ya no volverás
a estar a mi lado,
pero estás conmigo.

Perdóname:
volverás a morir,
pero morirás conmigo.

Safe Creative #1503313727736

Fatal

Fatal.
Traición fatal.
Deja de jugar
con mis huesos fracturados.
En mi sangre te bañas,
tu desdén es mi consuelo.
¿Cómo vas a acariciar
una carne desollada?
Mi cabeza es tu balón
y tus pies quiebran mi cráneo.
Deja de abrazarme con tu traje de espinas,
deja de abrazarme.

Safe Creative #1503253620593

Es el ohmio

Es el ohmio,
es el ohmio.
Vuelve, ser,
a tu rebaño.
Vuelta al caño,
vuelve al baño,
y repite
cada año.
Es el ohmio,
es el ohmio.
Vuelve, ser,
a tu rebaño.
Y repites
cada año:
desconoces
el engaño.
Es el ohmio,
es el ohmio.
Vuelve, ser,
a tu rebaño.

Safe Creative #1503033390197

Una sola sombra contigo

Me quedan
muchas horas de desprecio.
Y yo quisiera
ser una sola sombra
contigo.

Te quedan
muchos días de agonía.
Y yo quisiera
rasgar esa distancia
contigo.

Quisiera
que el horizonte recortara
nuestras imágenes en una sola.
Quisiera ser
una sola sombra
contigo.

Safe Creative #1502233315702

Qué cerca he estado de ti

¡Qué cerca he estado de ti!,
¡qué cerca!
Por unos segundos,
por unos minutos, tal vez,
mis pies se han hundido en tu piel,
mis manos han acariciado tu pelo.

¡Qué rápido hemos paseado!,
¡qué rápido
nos hemos abrazado!
Y nos hemos mirado a los ojos,
sin hablar,
como tú sabes.

¡Qué cerca has estado de mí!,
¡qué cerca!
Y tu alambrada sigue cercándote.
Ignorante de mi cercanía,
ignorante.

Safe Creative #1502173273254

Volver atrás

A veces, quiero
volver atrás,
en el tiempo,
y decirte que te quiero.
¿Te lo dije alguna vez?
Te quiero.
¿Te lo dije?

A veces, quiero
volver atrás,
en el tiempo,
y traerme algo aquí,
y decir: “Te quiero”.
¿Te lo dije alguna vez?
Te quiero.

Mira mis manos vacías:
están tan tristes…

Safe Creative #1502093219196

Otro nombre como el tuyo

En la vida no he encontrado,
ni rogando ni pagando,
otro nombre como el tuyo
(como el tuyo,
no el tuyo).

En mi mente he rebuscado,
en cajones, en estantes,
en las calles, en los ríos,
otro nombre como el tuyo.

Y tampoco yo he encontrado,
ni husmeando entre rastrojos,
otro ser a quien yo darle
otro nombre como el tuyo.

Ese nombre me entretiene,
en las largas horas sola,
y me abruma con preguntas
(ese nombre,
no el tuyo).

Sin un nombre como el tuyo,
de esperanzas, de ilusiones;
no lo encuentro: desespero
sin un nombre como el tuyo.

Como el tuyo,
no el tuyo.

Safe Creative #1502083208155

Manos enredadas

Con las manos enredadas en sarmientos ajenos,
acaricio tu foto en la pantalla.
Soy la sombra de una nube desvaída y temblona:
no estoy yo para darte tus anhelos.

Solivianto al viento, y que me ponga por montera,
y que arroje su furia sobre mí; porque aunque ardiera
en mil fuegos, no ardería la estupidez. Quisiera
arrojarme de mí, de mí, de mí, de mí, de mí.

Detén tú la tormenta que no frena mi tormento,
detén tú la estación que me estaciona, pues no miento
si te digo que entre rayos y pozos yo me siento,
y no soy libre, libre, libre, libre, libre, libre.

Con las manos enredadas en tormentas y truenos,
manoseo tu foto en la pantalla.
Soy la dama de una loca pesadilla gruñona:
no estás tú para darme tus desvelos.

Safe Creative #1502083208162

Confusión

Confusión.

Estructuras deformes aprisionan las bridas,
las miradas cercadas paralizan mi impulso.
¿Dónde estabas tú ese día gris?

Mis errores me retan y descubren la alarma
provocada por necios desatinos y angustias.
Confusión, porque siempre me equivoco y me turban
las palabras, y evito confiar en las claras
garantías que ofrece una mirada solícita.

¿Qué pensaba yo ese día gris?
Los descuidos provocan lastimosas heridas,
mis errores me marcan las lesiones a pulso.

Confusión.

Safe Creative #1412212816932

Es una y siempre

Es una y siempre
infinita carretera,
y sólo un soplo de viento se ha llevado
mil hojas del árbol que crece en medio.

Ha nevado amarillo sobre fondo gris
(los ojos verdes miran en silencio el viento).
La noche se ha callado por completo
y se lanza un pensamiento al aire.

Pero de mi boca sólo salen ruidos de motores y bocinas.

Hay un pájaro encima del árbol que llora.
Hay un pájaro encima de la carretera que grita,
pero su canto es un lamento maquinal.

Pero siguen una y otra vez, y siempre,
triste cortejo de colores asesinos
de un árbol.

Es, fue y será, y siempre,
una infinita asesina de manos blancas.

Ha nevado amarillo sobre fondo gris,
y el lamento se eleva más allá del silencio de la noche.

Una infinita carretera y siempre.
Siempre, siempre…

A Córdoba vuelvo

Caballo andaluz:
a Córdoba vuelvo,
baila por mí.

El casco es zapato,
herradura en miel.
A Córdoba vuelvo,
caballito azul.

A Córdoba vuelvo
en caballo bayo.
Zapato en el pie,
jazmín y azahar.

A Córdoba vuelvo
en caballo pío;
danza por mí.

Enlaza tu cola,
relincha tu crin,
caballo, al viento,
caballito gris.

Caballito alado,
de zapato rojo:
blancas son tus franjas,
rojo es tu color.

Caballo alazán:
a Córdoba vuelvo,
brinca por mí.

Safe Creative #1412162787849

Poesía plana

A veces, voy
desnudando poesía por la calle,
descubriendo nuevas formas de expresión
con aroma de una flor ya marchitada,
y no encuentro, muchas veces, más que nada.

A veces, voy
desgranando poesía arracimada,
con cadencia abandonada en un rincón,
con el ritmo de una gota encadenada
que no canta, muchas veces, más que nada.

A veces, voy
descubriendo poesías por la vida,
que omitiendo el valor de una explosión,
me derraman la palabra derramada,
que no dice, muchas veces, más que nada.

A veces, voy
desvelando poesía almidonada,
rigidez en forma plana y contención;
la oquedad se me revela ya gastada
y no expone, muchas veces, más que nada.

Safe Creative #1412032672282